¿Qué hacer si voy de viaje a San Francisco?

viaje a san francisco

Hay muchas cosas que hacer en una ciudad tan dinámica como esta. Aquí proponemos una agenda flexible para un viaje a San Francisco de dos días.

Día uno:

Ir a Union Square (Estación de BART: Powell) y subir en el tranvía tradicional (cable car) hasta Fisherman´s Wharf (puerto de pescadores). Es muy agradable darse un paseo por el puerto, ver los leones marinos y sacarse unas fotos con el Golden Gate Brigde y Alcatraz de fondo y comer “clam chowder”, una sopa de almejas típica. Se puede visitar el encantador Musée Mécanique, que tiene máquinas de monedas antiguas, la entrada es gratis y está al lado del submarino USS Pampanito. En esta zona se pueden comprar recuerdos y regalos. Los precios son más caros que en Chinatown. Si les gusta caminar, pueden darse un paseo más largo desde Fisherman´s Wharf al lado de la costa hasta llegar a Embarcadero (una hora más o menos), si no, se puede ir el bus o Muni tranvía, que van paralelos al paseo al lado del agua y tardan unos minutos sólo.

Desde Fisherman´s Wharf también se puede dar un “crucero” (cruise, se dice “crus”) de una hora por la bahía. No son muy caros y sí muy bonitos. Llevan hasta el Golden Gate Bridge, enseñan Alcatraz (la famosa isla que fue prisión), y las vistas en general de San Francisco y la Bahía son impresionantes. Hay que ir abrigados, pero es muy bonito.

Embarcadero (se llama así en inglés también) es un edificio muy bonito. La torre está inspirada en la Giralda de Sevilla. Los fines de semana por la mañana es precioso ir al “Farmer´s Market” donde agricultores y cocineros  de la zona llevan sus comiditas y las venden. También se vende artesanía muy cerquita. Es un sitio precioso. Los restaurantes allí son caros, pero deliciosos.

Noche día uno:

Recomendamos subir al último piso del hotel Marriot (cerca del Metreon) y tomarse un café o una bebida Será caro, pero merecerá la pena. Hay vistas preciosas desde ahí y se está muy a gusto.

Día dos:

Chinatown: ahí nadie habla inglés, pero es simpático ver las tiendas. En esa zona es donde se encuentran los recuerditos típicos y las postales a mejor de precio. También venden joyas a buen precio. No hace falta hablar con la gente allí tanto, más que nada son tiendas en las que ves lo que tienen y cuánto cuesta, que está bien marcado, lo coges, te acercas al mostrador y lo pagas… no hay más. esta Chinatown es una de las ciudades chinas más grandes fuera de China. Es bonita. Es curioso ver las tiendas de comida.

No defraudará un paseo por el distrito financiero. Además se puede entrar en el interesante museo de Wells Fargo. Es gratuíto y muy interesante, con información sobre la fiebre del oro, que ayudó al crecimiento de la ciudad y llevó a la creación de los jeans, en la misma ciudad de San Francisco.

Noche dos en el viaje a San Francisco:

La segunda noche se puede ir al barrio del Castro, es el barrio gay por excelencia y siempre hay mucha gente por la calle, buenas cafeterías y el teatro antiguo original es una belleza. La parada de BART Castro nos deja allí y los autobuses que van por la calle Market también (pedirle al conductor que nos avise al llegar, la calle Market es muy muy larga).

Con este sencillo planning podrás hacer un viaje a San Francisco en el que visitarás en poco tiempo de los rincones más importantes de la ciudad de las cuestas.