¿Cómo tener una piel sana y joven?

piel sana y joven

¿Quieres tener una piel sana y joven? A continuación te daremos algunos tips para mantener una piel en fantásticas condiciones.

Limpieza

La limpieza de la piel es uno de los mejores hábitos para tener una piel bonita y saludable. Es importante prestar atención a las señales que tu piel te manda a menudo para saber qué productos se deben utilizar a la hora de limpiar esta. Lo importante es acostumbrarnos a limpiar la piel tanto en la noche cómo en la mañana.

Hacer ejercicio

Al practicar ejercicio regularmente mejoramos nuestra circulación sanguínea, la cual ayuda a transportar mejor nuestro oxígeno y por lo tanto ayuda a que nuestra piel mejore su color, tenga una textura más suave y la mantengamos bien hidratada, evitando las arrugas.

No comer dulces

Comer azúcar en cantidad excesiva perjudica nuestro cutis. De hecho, existen amplias investigaciones que afirman que altos niveles de azúcar en sangre están directamente relacionados con el envejecimiento facial.

Intenta eliminar los dulces de tu dieta y cámbialos por frutas o yogures descremados.

Elegir adecuadamente el maquillaje

Acude a alguna tienda de cosméticos para que te informen  y te asesoren, así elegirás el producto que mejor se adecue a tu piel.

Preferiblemente es mejor comprar productos antialérgicos para evitar posibles brotes en la piel.

Cuida tus brochas de maquillaje

Sabemos que da muchísima pereza limpiar las brochas, pero esto es una obligación. La higiene a la hora de maquillarnos es muy importante, ¿de qué sirve que tengamos un producto perfecto para nuestra piel si lo aplicamos con una brocha que no esté limpia? Aparta  un día a la semana para limpiar el material que uses a diario.

Exfoliar la piel

Exfoliar nuestra piel estimula la renovación celular y favorece a que nuestra piel este más lisa y suave.

La exfoliación es la clave para eliminar la celulitis o regular la grasa en caso de tener acné. Puedes preparar un exfoliante casero con azúcar morena o directamente comprar alguno que te guste. Aplícalo una vez a la semana como mucho.

Evitar el estrés para tener una piel sana y joven

Intenta buscar un momento al día para poder relajarte. Todo sirve, alejarnos de las preocupaciones y el estrés no sólo ayuda a nuestra piel, sino que también será un extra para conciliar mejor el sueño.

No revientes tus granitos

Para mantener una piel bonita es más sencillo si dejamos de tocarnos los granitos. Sabemos que muchas veces no podemos evitar explotarlos, pero es importante dejar de hacerlo ya que, en la mayoría de los casos, tan sólo conseguimos infectar más la piel o incluso hacernos.

Lo importante es la constancia y este tipo de cambios se aprecian a medio y largo plazo, tener una piel sana y joven depende de muchos factores pero con estos pequeños tips ayudarás a conseguir el objetivo.